Alimentos del futuro

Actualmente, disponemos de una mayor información alimentaria y de sus efectos sobre nuestro organismo y el planeta. Es por ello que se está creando una revolución que cambiará la forma de entender los alimentos del futuro, ya que nadie quiere morirse de forma prematura.

De este modo, llega la cocina inteligente y el “internet de la comida”. Una cocina cuyo objetivo es favorecer la digestión, optimizar los valores nutritivos y ser más solidaria y responsable con el medioambiente. Esta herramienta estandarizará la manera en que se describen sus atributos, desde la forma de producirla hasta la de consumirla o de sus efectos nocivos para la salud.

También nace la agricultura acelular, una agricultura basada en el uso de bacterias y levaduras para la producción de alimentos sin la necesidad de animales. En 2050, gracias a este tipo de agriculturas, los humanos podrían consumir entre otras cosas, leche de vaca sin vaca o filetes de ternera creados a partir de soja. Además, aumentará el consumo de insectos y peces, ya que varios estudios afirman que producen casi un kilogramo de carne por cada kilo de comida ingerida.

Por otra parte, las frutas y verduras recobrarán valor ya que serán mimadas con el mismo cuidado y atención que se le dedicaba a la carne y al pescado antaño. Incluso, la carne de cerdo podría verse sustituida por la fruta de Indonesia conocida como “jackfruit” por su gran similitud en textura y sabor. Estas pasarán a ser asadas, marinadas, ahumadas y tostadas como el más suculento de los asados.

Es por ello, que poco a poco se va imponiendo la comida real y simple (alimentos frescos y sin procesar). En conclusión, se van abriendo paso los nuevos alimentos y platos preparados con un máximo de cinco ingredientes, de los cuales ninguno de ellos sea azúcar, sal, harina o grasa vegetal. Y de ahí nace la masa de pizza de coliflor, los espaguetis de calabacín, las chips de garbanzos o los helados hechos con plátanos y aguacates, cuyo componente insano se reemplaza por otros más fibrosos, ricos en proteínas y bajos en calorías.

Otra tendencia culinaria relacionada con la salud y el planeta, es la “aquafaba”. Dicha tendencia consiste en utilizar el agua de cocción de las legumbres como una alternativa a la monta de las claras para bizcocho o la elaboración de mayonesa sin huevo entre otras milagrosas utilidades.

Con la llegada del “internet de la comida”, llegarán los food computers, una especie de invernaderos robóticos en los que se podrán introducir todo tipo de parámetros para cultivar alimentos con precisión. Y, es que imagínate un futuro en el que solo viaje la información y cada uno pueda producir sus hortalizas y verduras en casa sin la necesidad de que grandes productores los envíen a largas distancias.

Se buena persona, trabaja en lo que te guste, júntate con personas que te aporten cosas positivas, disfruta del verano y de la vida. Y sobre todo, no te olvides de comer bien y beber buen vino. Un abrazo enorme.

Paco Aviñó. Restaurante Genuí Club de Golf Escorpión

Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

anuncio_00
anuncio_00
anuncio_00
anuncio_00